El sendero en la montaña (Meditación guiada)

Monje budista meditando en el monte

Clave

Nos encontramos ante una meditación guiada corta de unos 10 minutos aproximadamente. En ella vamos a tratar de evocar un lugar tranquilo en la montaña, dejando atrás preocupaciones y contratiempos. Se trata de una meditación guiada que presenta una analogía útil para poder condicionar un espacio mental en el cual podemos visualizar las tensiones, preocupaciones y pensamientos negativos desde la distancia. Éstos pueden dejarse en el camino de forma sencilla. Con el tiempo aprenderás a que es posible cerrar los ojos y trasladarnos directamente a este espacio de calma y armonía.

El sendero en la montaña, meditación guiada por escrito (10 minutos)

Permite que tu cuerpo se vaya relajando, deja que tus ojos se cierren suavemente si así lo prefieres y ve aquietando la mente con cada respiración. Los brazos pueden estar apoyados en el suelo a lo largo del cuerpo, ligeramente separados o sobre el abdomen, como prefieras (10 segundos).

Deja que la respiración se haga suave y rítmica, sin forzar. Percibe como el aire circula de forma suave y llega hasta tu abdomen liberando tensiones. Tratando de respirar con la parte baja de los pulmones, sin esforzarte, de manera natural (10 segundos).

Continuamos tomando conciencia de la respiración en la totalidad del cuerpo, permitiendo que la respiración mueva y relaje el cuerpo al frente, en los costados y por detrás (10 segundos).

Ahora, imagínate que estás apartándote del lugar donde vives (3 segundos). Deja atrás los ruidos y las prisas cotidianas (3 segundos). Imagina que cruzas un valle y que te acercas a una montaña (3 segundos). Si puedes, visualízate en ella (3 segundos). Imagina que estás subiendo por un camino difícil (3 segundos). Trata de encontrar en él, un sitio donde pararte (3 segundos). Encuentra ahora un sendero por el que puedas subir desde allí y busca un lugar cómodo donde pararte (10 segundos).

Cuando lo hayas encontrado y llegado a ese punto (2 segundos), tómate algo de tiempo para examinar toda la tensión que hay en tu vida (3 segundos). Concede mentalmente a la tensión y al estrés, formas y colores (3 segundos). Míralos con cuidado y luego déjalos en el margen del sendero en el que te encuentras (3 segundos).

Ahora que ya has apartado esa tensión y estrés, continúa subiendo por el camino hasta que llegues a la cima de una colina (3 segundos). Mira desde allí arriba (2 segundos), ¿Qué ves? (3 segundos). Busca un lugar que te llame la atención, tranquilo y cómodo (3 segundos), y dirígete hacia él (3 segundos).

Fíjate en los alrededores, ¿A qué te recuerda? (3 segundos). Fíjate en las vistas, en los olores, en los sonidos, en la brisa y los árboles (3 segundos). Repara en cómo te sientes (3 segundos). Ponte cómodo y, poco a poco, empieza a relajarte (3 segundos). Ahora te sientes totalmente relajado (3 segundos). Experimenta la sensación de estar total y completamente relajado (3 segundos). Sabes que puedes descansar aquí el tiempo que necesites (3 segundos). Mira a tu alrededor otra vez (3 segundos).

Recuerda que éste es tu lugar especial para relajarte, al que puedes venir siempre que lo desees (3 segundos).

Antes de poner punto final a esta meditación y regresar de nuevo a esta habitación; recuerda que todas estas imágenes son fruto de tu imaginación, las has creado tú y puedes recurrir a ellas siempre que desees relajarte.

Termina ahora con una inhalación profunda y completa (2 segundos) y una exhalación larga y lenta (5 segundos); y cuando lo desees puedes levantarte; tan sólo tienes que mover un poco las piernas y los brazos antes de hacerlo e ir abriendo los ojos a tu ritmo.


Para encontrar más meditaciones guiadas por escrito tan solo continua en meditaciones.me o subscríbete a nuestra newsletter. Así mismo, tienes a tu disposición meditaciones guiadas cortas con instrucciones detalladas para ponerlas en práctica, también infografías en PDF.

NACHO

Buscando darle un propósito a la vida, hallar un sentido más allá del sin-sentido y evolucionar conscientemente.

Tan sólo meditaciones.me