Día 9: Respiración de todo el cuerpo

amanecer entre las hojas

Día 9 del desafío de la conciencia plena de 28 días (meditación guiada)

Una vez estabilizada la postura deja que tus ojos se cierren suavemente y trata de relajar la espalda lo suficiente para que tú respiración discurra de un modo más libre y fácil. Los brazos pueden estar apoyados en el suelo a lo largo del cuerpo, ligeramente separados o sobre el abdomen, como prefieras. Y ahora deja que tu cuerpo se vaya concentrando en las sensaciones que van a venir a continuación (10 segundos).
Deja que la respiración se haga suave y rítmica, sin forzar. El aire circula de forma suave y llega hasta tu abdomen. Trata de respirar con la parte baja de los pulmones, de forma suave, rítmica y sin forzar (10 segundos).

Imagina que todo tu cuerpo inspira y expira y como se llenara entero de aire mientras respiras, imagina que cada parte de tu cuerpo participa en este proceso, cada órgano y cada célula, hasta los mismos átomos respiran contigo (30 segundos).

Nota las distintas sensaciones que tienes a medida que la respiración fluye por tu cuerpo.
Permítete quedarte así sintiendo el flujo de la respiración, deja que las cosas cambien a cada momento… y usa la respiración para anclar tu conciencia en el momento presente y en tu cuerpo… a continuación dirige la mente a la respiración que notas en lo más profundo de tu ser, amplia y expande tu conciencia hasta que incluya todo tu cuerpo siente su peso y su forma, siente como la respiración se expande por todo tu cuerpo y mas allá de este. Imagina que respiras en todas direcciones y que todo lo que te rodea respira contigo, la habitación y el lugar donde te encuentras, tu ciudad, país y el planeta mismo están respirando contigo.

Un minuto más.

Cuando desees levantarte, tan sólo tienes que mover un poco las piernas y los brazos antes de hacerlo. Y cuando quieras puedes incorporarte de forma suave y a tu ritmo.

“Usa la gratitud como una capa y ésta cubrirá cada rincón de tu vida” – Rumi

Practica integrada:

Durante un tiempo de transición hoy (por ejemplo, entre reuniones en el trabajo, justo antes de entrar a tu casa, justo antes de irte a la cama o incluso al pasar por cada puerta o cuando desbloqueas el móvil), haz una pausa y respira con todo el cuerpo.

Preguntas de reflexión:

¿Cómo afecta a tu estado de ánimo o actitud el empezar a respirar con todo tu ser, con todo tu cuerpo?

NACHO

Buscando darle un propósito a la vida, hallar un sentido más allá del sin-sentido y evolucionar conscientemente.

Tan sólo meditaciones.me