Día 3: 2 minutos de respiración consciente

Día 3 del desafío de la conciencia plena de 28 días (meditación guiada)

Comencemos por tomarnos un momento para permitir que el cuerpo se asiente en una posición cómoda. Puedes cerrar los ojos o mirar hacia abajo solo para limitar las distracciones visuales. Mira si puedes suavizar las áreas de tensión o rigidez física.

Tal vez eso signifique dejar caer los hombros, mover los dedos, aflojar la mandíbula, suavizar los músculos alrededor de los ojos o relajar el vientre.

Notando dónde el cuerpo entra en contacto con el suelo o la silla. ¿Cómo se siente tener el cuerpo en el suelo, el peso de la gravedad empujándote hacia lo que sea que estés tocando? Simplemente estamos conectando nuestra energía a todo nuestro cuerpo, trayendo consciencia de lo que se siente al vivir en este cuerpo, en este momento… sintiendo los puntos de contacto, simplemente notando cualquier energía dentro del cuerpo y permitiendo toda aquella sensación de tranquilidad y relajación.

“No medites, sé. No pienses que eres, sé. No pienses en el ser, tú eres” – Ramana Maharshi

Y así, la práctica primaria de hoy será la atención plena en la respiración, simplemente trae consciencia de lo que se siente físicamente al respirar, sin juzgar como bueno o malo, correcto o incorrecto, simplemente sintiendo curiosidad por lo que se siente al inhalar y al exhalar atendiendo también a esa pausa entre la exhalación y la inhalación.

Entonces, con el vientre relajado y la mente abierta, te invito a inhalar suavemente y exhalar de manera pausada, notando la pausa entre exhalaciones y luego notando el comienzo de la siguiente inhalación y exhalación, simplemente relajando el cuerpo.

Simplemente respirar en el aquí y en el ahora, sin nada mas que hacer que estar presente en el momento presente.

Respirar con tranquilidad, seguir su ritmo natural, notar el aire que pasa a través de las fosas nasales… sentir el aire que sale de manera relajando toda tensión… notando lo que se siente al mover el aire.

Es posible que notes que el vientre sube y baja con cada inhalación y cada exhalación, permanece así con una sensación de tranquilidad y curiosidad… estando presente en cada respiración… sintiendo los movimientos, las temperaturas… permaneciendo con las sensaciones en cada momento, la sensación de bondad y tranquilidad… inhalar y exhalar, nada más. Sin juzgar nada como bueno o malo, correcto o incorrecto.
Permítete quedarte con estas sensaciones todo el tiempo que desees.

Practica integrada:

Dedica 2 minutos completos para responder a cada pregunta a continuación. Una vez que hayas terminado, tómate un minuto para releer lo que escribiste y reflexionar.

Indicaciones:

1. Lo que quiero de este desafío de 28 días es…
2. Algunos obstáculos sobre los que practicar todos los días podrían ser…

NACHO

Buscando darle un propósito a la vida, hallar un sentido más allá del sin-sentido y evolucionar conscientemente.

Tan sólo meditaciones.me