Día 26: Recordando la motivación

Mujer con sombrero

Día 26 del desafío de meditación de 28 días (meditación guiada)

Una vez estabilizada la postura deja que tus ojos se cierren suavemente y trata de relajar la espalda lo suficiente para que tú respiración discurra de un modo más libre y fácil. Los brazos pueden estar apoyados en el suelo a lo largo del cuerpo, ligeramente separados o sobre el abdomen, como prefieras. Y ahora deja que tu cuerpo se vaya concentrando en las sensaciones que van a venir a continuación (10 segundos).

Deja que la respiración se haga suave y rítmica, sin forzar. El aire circula de forma suave y llega hasta tu abdomen. Trata de respirar con la parte baja de los pulmones, de forma suave, rítmica y sin forzar (10 segundos).

Hoy trataremos de recordar la motivación (2 segundos). Continua así, inhalando profundamente (2 segundos) y exhalando lentamente (5 segundos). Observa cómo te sientes simplemente descansando en la postura que has elegido al comienzo (2 segundos). Simplemente estando quieto y presente en este momento (10 segundos). Ahora intenta recordar algo en lo que pueda sentir que te falta motivación (5 segundos). Quizá sea con una tarea en el trabajo o un proyecto que has estado posponiendo largo tiempo (2 segundos). Tal vez se trate de resolver un problema con un amigo o familiar (5 segundos).

Mientras visualizas este problema, escucha estas preguntas y observa lo que surge (5 segundos) no hay necesidad de forzar, si no te viene nada a la mente, continúa concentrándote en la respiración y observa qué pensamientos surgen dejándolos pasar por tu mente como si se los llevara una suave brisa (5 segundos). Pregúntate, en lo que respecta a ese tema que tienes en mente, “¿Cuál es mi mayor aspiración?” (10 segundos) ¿Qué es lo más importante de este tema para mí? (15 segundos), ¿Qué podría impedirme abordar este problema? (15 segundos) ¿Cómo quiero relacionarme con este problema? (15 segundos).

Observa cómo te sientes cuando consideras estas preguntas, las sensaciones específicas en tu cuerpo (2 segundos), solo observa lo que surge cuando haces estas preguntas sin juzgar (15 segundos). Si ese problema o situación estuviera finalizado con éxito, ¿Qué significaría eso para mí? (10 segundos), ¿Cómo me sentiría? (10 segundos). Trata de experimentar esa sensación, permitiéndote absorberla completamente (15 segundos). A medida que experimentas estos sentimientos de logro, considera cómo puedes acceder a este estado nuevamente la próxima vez que enfrentes este u otro problema (2 segundos). ¿Cómo puedo utilizar estos sentimientos como palanca? (10 segundos), ¿Pueden estos sentimientos servirme de motivación para que me comprometa? (15 segundos) y finalmente pregúntate: “¿Cuál es mi intención para el futuro?” (15 segundos). Terminemos con una inhalación profunda y completa (2 segundos) y una exhalación relajante y liberadora (5 segundos).

Cuando te sientas cómodo ve abriendo con suavidad los ojos y mueve el cuerpo… y a medida que retomes tus actividades diarias intenta conservar esa consciencia qué has cultivado aquí.

mujer meditando en un zafu
“La única persona bien educada es la que ha aprendido a aprender y cambiar” – Carl Rogers

Practica integrada:

Escribe durante 2 minutos completos tu respuesta para las siguientes indicaciones. Una vez que hayas terminado, tómate un minuto para releer lo que escribiste y reflexionar.

Preguntas de reflexión:

1. Un valor que me gustaría construir y mantener para el futuro es…
2. Las cosas que puedo dejar ir son…

NACHO

Buscando darle un propósito a la vida, hallar un sentido más allá del sin-sentido y evolucionar conscientemente.

Tan sólo meditaciones.me