Día 23: Bondad amorosa / intermedio

amistad en niños

Día 23 del desafío de la conciencia plena de 28 días (meditación guiada)

Una vez estabilizada la postura deja que tus ojos se cierren suavemente y trata de relajar la espalda lo suficiente para que tú respiración discurra de un modo más libre y fácil. Los brazos pueden estar apoyados en el suelo a lo largo del cuerpo, ligeramente separados o sobre el abdomen, como prefieras. Y ahora deja que tu cuerpo se vaya concentrando en las sensaciones que van a venir a continuación (10 segundos).

Deja que la respiración se haga suave y rítmica, sin forzar. El aire circula de forma suave y llega hasta tu abdomen. Trata de respirar con la parte baja de los pulmones, de forma suave, rítmica y sin forzar (10 segundos)

Hoy practicaremos la bondad amorosa. En esta práctica vamos a generar un deseo de bienestar para nosotros y para los demás (2 segundos). Comenzamos por ofrecernos deseos de bienestar (2 segundos). Aunque en el futuro puedes usar las palabras que sean más significativas para ti, hoy usaremos las siguientes frases: “Que esté bien” (2 segundos); “Que pueda estar en paz y libre de sufrimiento” (2 segundos); “Que pueda ser feliz” (10 segundos). Repite estas frases e invita a tu corazón a abrirse para aceptarlas (5 segundos). “Que esté bien” (2 segundos); “Que pueda estar en paz y libre de sufrimiento” (2 segundos); “Que pueda ser feliz” (10 segundos).

Ahora intenta traer a tu mente a alguien cercano que te importe profundamente (2 segundos). Tal vez un amigo, un familiar, tal vez un maestro o alguien que te haya ayudado (2 segundos). Imagina a esa persona sentada frente a ti en este momento (2 segundos). Piensa en lo que desea para ellos (2 segundos). “Que esté bien” (2 segundos); “Que pueda estar en paz y libre de sufrimiento” (2 segundos); “Que pueda ser feliz” (10 segundos). o cualquier otra palabra que exprese lo que deseas para ellos (2 segundos). Imagínalos recibiendo tus deseos de bienestar (10 segundos).

Ahora recuerda a alguien que está pasando por un momento difícil y que quizás haya experimentado una pérdida o esté luchando contra una enfermedad o tal vez con dificultades en el trabajo (2 segundos). Imagina a esa persona sentada frente a ti. “Que esté bien” (2 segundos); “Que pueda estar en paz y libre de sufrimiento” (2 segundos); “Que pueda ser feliz” (10 segundos). Si lo deseas, intenta recordar a alguien con quien has tenido alguna dificultad y ofrecele buenos deseos de paz y cariño: “Que esté bien” (2 segundos); “Que pueda estar en paz y libre de sufrimiento” (2 segundos); “Que pueda ser feliz” (10 segundos). Ahora extendamos esos deseos a todas las personas cercanas a ti en este momento. “Que esté bien” (2 segundos); “Que pueda estar en paz y libre de sufrimiento” (2 segundos); “Que pueda ser feliz” (10 segundos). Piensa en tus amigos y su familia (5 segundos). Todos los que conoces, todos los que son parte de tu vida, “Que esté bien” (2 segundos); “Que pueda estar en paz y libre de sufrimiento” (2 segundos); “Que pueda ser feliz” (10 segundos). Extiende tus deseos más allá del lugar donde estás, más allá de las personas que conoces, para extenderse por toda la tierra, todas las personas, todos los animales, toda la vida (2 segundos). “Que todos los seres estén bien” (2 segundos), “que estén a salvo y libres de sufrimiento” (2 segundos), “que sean felices” (10 segundos). Sintiendo esta sensación de bondad que se extiende desde tu corazón en todas las direcciones (2 segundos).

Observa cómo te sientes en este momento, las sensaciones en tu cuerpo y la cualidad diferente de tu mente en este momento (5 segundos). Y nuevamente desea para ti mismo (2 segundos). “Que esté bien” (2 segundos); “Que pueda estar en paz y libre de sufrimiento” (2 segundos); “Que pueda ser feliz” (10 segundos). Si lo deseas coloca una mano sobre tu corazón mientras repites los buenos deseos. Inhala completamente (2 segundos) y exhalar lentamente liberando cualquier rastro de tensión que aún pueda quedar (2 segundos). Permítete estar presente (2 segundos), completo (2 segundos), aquí y ahora (10 segundos).

Cualquiera que haya sido tu experiencia durante esta meditación, esta práctica te ofrecerá beneficios (2 segundos). Incluso si no siempre fuiste capaz de sentir los buenos deseos o experimentaste alguna resistencia, está bien (2 segundos). Simplemente regresa a esa intención de practicar y experimentar el amor y la bondad de cualquier manera que puedas y de la manera que te parezca adecuada (5 segundos). Termina ahora con una inhalación profunda y completa (2 segundos) y una exhalación larga y lenta (5 segundos).

Y cuando lo desees puedes levantarte; tan sólo tienes que mover un poco las piernas y los brazos antes de hacerlo. Y cuando quieras puedes incorporarte de forma suave y a tu ritmo.

“Si puedes cambiar tu mente puedes cambiar tu vida”

Practica integrada:

3 cumplidos / reconocimientos sinceros: haz un esfuerzo por apreciar hoy a 3 personas que han impactado tu vida de manera positiva.

Puede ser un compañero de trabajo que te ha ayudado, un amigo que te escuchó o un familiar que te apoyó. Reconoce sus esfuerzos y el impacto que tuvo en ti (ya sea directamente o simplemente por escrito).

Preguntas de reflexión:

¿Qué impacto tiene esto en el resto de tu día?

NACHO

Buscando darle un propósito a la vida, hallar un sentido más allá del sin-sentido y evolucionar conscientemente.

Tan sólo meditaciones.me