Día 21: Compasión

monje budista orando

Día 21 del desafío de la conciencia plena de 28 días (meditación guiada)

Una vez estabilizada la postura deja que tus ojos se cierren suavemente y trata de relajar la espalda lo suficiente para que tú respiración discurra de un modo más libre y fácil. Los brazos pueden estar apoyados en el suelo a lo largo del cuerpo, ligeramente separados o sobre el abdomen, como prefieras. Y ahora deja que tu cuerpo se vaya concentrando en las sensaciones que van a venir a continuación (10 segundos).

Deja que la respiración se haga suave y rítmica, sin forzar. El aire circula de forma suave y llega hasta tu abdomen. Trata de respirar con la parte baja de los pulmones, de forma suave, rítmica y sin forzar (10 segundos).

Hoy practicaremos la compasión (2 segundos). Continua así, inhalando profundamente (2 segundos) y exhalando lentamente (5 segundos). Observa cómo te sientes simplemente descansando en la postura que has elegido al comienzo (2 segundos). Simplemente estando quieto y presente en este momento (10 segundos). Comienza despertando cierta compasión hacia ti mismo. Como seres humanos, todos tenemos momentos de dificultad, desafío y sufrimiento. Tómate un momento para reconocer las dificultades que has experimentado o que está experimentando ahora en tu vida (10 segundos).

Puede ser útil pensar en una dificultad específica o puede ser general (10 segundos). Ahora imagina a alguien que conoces que se preocupa por ti (2 segundos). Puede ser alguien presente en tu vida ahora o del pasado, puede ser un amigo, un familiar o un maestro (2 segundos) o incluso puede ser simplemente la idea y el sentimiento de una persona cariñosa (10 segundos).

Ahora imagina que esta persona que has imaginado responde a tus dificultades con calidez y comprensión (2 segundos). Permítete recibir su calidez y comprensión, sus deseos de bienestar y felicidad (2 segundos). Permite que su cuidado y preocupación llenen todo tu cuerpo y tu mente (5 segundos). Mientras inhalas, respira con compasión por ti mismo (5 segundos). También es posible que desees decirse algunas palabras como, “¿Puedo estar bien? ¿Puedo estar sano? ¿Puedo encontrar los recursos que necesito para superar esta dificultad?” (5 segundos).

A medida que inhalas, piensa en ti mismo como respirando esta compasión, asimilándola y dejando que se hunda en tu cuerpo y tu mente (10 segundos). Ahora recuerda a alguien que conozcas que esté pasando por un momento difícil. Podría ser alguien en el trabajo o en tu vida personal, alguien que te importa (5 segundos). Al recordar a esta persona (2 segundos), junto con la conciencia de que está afrontando dificultades en este momento (5 segundos), permítete sentir lo que desearías para ella (5 segundos). Puedes desearle salud, felicidad, satisfacción (2 segundos), o puede que no sean palabras específicas, sino más bien un sentimiento general, un deseo general de bienestar (10 segundos). Imagínatela recibiendo esta compasión (10 segundos).

Ahora, si puedes, trata de expandir tu deseo de compasión más allá, a cualquier persona que experimente dificultades o dolor (2 segundos). Puedes decirte a ti mismo: “Que se alivie su sufrimiento, que estén bien” (5 segundos) Y mientras exhalas, exhala compasión por los demás (15 segundos). Continúa inhalando compasión por ti mismo (2 segundos), y exhalando compasión por los demás (20 segundos).

Ahora regresa de nuevo a la consciencia del cuerpo (2 segundos), centrando la atención de nuevo en la respiración (10 segundos), observa cómo te sientes ahora mismo. 

Un minuto más.

Cuando desees levantarte, tan sólo tienes que mover un poco las piernas y los brazos antes de hacerlo. Y cuando quieras puedes levantarte de forma suave y a tu ritmo.

“Estos dolores que sientes son mensajeros. Escúchalos”

Practica integrada:

Escribe durante 2 minutos completos tu respuesta para las siguientes indicaciones. Una vez que hayas terminado, tómate un minuto para releer lo que escribiste y reflexionar.

Mensajes de diario:

1. Lo que he notado durante esta práctica es…
2. El tipo de mentalidad o actitud que espero cultivar es…

NACHO

Buscando darle un propósito a la vida, hallar un sentido más allá del sin-sentido y evolucionar conscientemente.

Tan sólo meditaciones.me