Día 16: Bondad amorosa

mujer abrazando un arbol

Día 16 del desafío de la conciencia plena de 28 días (meditación guiada)

Una vez estabilizada la postura deja que tus ojos se cierren suavemente y trata de relajar la espalda lo suficiente para que tú respiración discurra de un modo más libre y fácil. Los brazos pueden estar apoyados en el suelo a lo largo del cuerpo, ligeramente separados o sobre el abdomen, como prefieras. Y ahora deja que tu cuerpo se vaya concentrando en las sensaciones que van a venir a continuación (10 segundos).
Deja que la respiración se haga suave y rítmica, sin forzar. El aire circula de forma suave y llega hasta tu abdomen. Trata de respirar con la parte baja de los pulmones, de forma suave, rítmica y sin forzar (10 segundos).

Hoy te guiaré a través de una práctica de bondad amorosa. En esta práctica generamos un deseo de bienestar para nosotros y los demás. Continua así, inhalando profundamente (2 segundos) y exhalando lentamente (5 segundos). Observa cómo te sientes simplemente descansando en la postura que has elegido al comienzo (2 segundos). Simplemente estando quieto y presente en este momento (10 segundos). Permite que la respiración calme el cuerpo y la mente (2 segundos).

Para comenzar esta práctica, te daré algunas frases que puedes usar para ofrecerte bondad. Puedes repetir las frases en silencio o simplemente seguirlas. También puedes reemplazar estas frases por otras que funcionen bien para ti (2 segundos). Que esté bien (2 segundos). Que pueda estar libre de sufrimiento a pesar de las circunstancias (2 segundos). Que pueda ser feliz (2 segundos).

A medida que repitas estas frases, observa cómo es realmente dejarlas entrar. Si te resulta incómodo desearse lo mejor, intenta liberar un poco de resistencia, dejando que las frases estén aquí a su alrededor (2 segundos). Que esté bien (2 segundos). Que pueda estar a salvo y libre de sufrimiento (2 segundos). Que pueda ser feliz (10 segundos). Ahora, recuerda a alguien que te importa, un maestro, un mentor o incluso una mascota leal son buenos objetos de su amor y amabilidad. Tenlos presentes mientras usas las frases para desearles lo mejor (2 segundos). Que estés bien (2 segundos). Que estés seguro y libre de sufrimiento (2 segundos). Que seas feliz (2 segundos). Imagínalos recibiendo tus deseos de bienestar y energía positiva (15 segundos).

Ahora trae a tu mente a alguien que está pasando por un momento difícil, que tal vez haya experimentado una pérdida o una enfermedad o tal vez lo esté pasando mal en el trabajo. Imagina a esa persona sentada frente a ti y deséale lo mejor. Que estés bien (2 segundos). Que estés a salvo y libre de sufrimiento (2 segundos). Que seas feliz (2 segundos). Comparte cualquier palabra que exprese lo que deseas para ellos (10 segundos). Intenta extender ahora tus deseos a todas las personas con las que compartes tu vida (2 segundos). Que estén bien. Que estén a salvo y libres de sufrimiento (2 segundos). Que sean felices (5 segundos).

Ahora, si puedes, extiende tus deseos más allá del lugar donde te encuentras, más allá de las personas que conoces para extender estos deseos de bondad por toda la tierra. Todas las personas, todos los animales, toda la vida. Que todos los seres estén bien (2 segundos). Que estén a salvo y libres de sufrimiento (2 segundos). Que sean felices (10 segundos). Siente en lo más profundo la sensación de que los buenos deseos se extienden desde tu corazón hacia todas las direcciones (10 segundos).

¿Cómo te sientes en este momento? (2 segundos) ¿Cuáles son las sensaciones en tu cuerpo? (2 segundos) ¿Cómo se encuentra tu mente? (10 segundos) Ahora trae de nuevo toda esa energía de bondad amorosa hacia ti mismo (2 segundos). Que me vaya bien. Que pueda estar seguro y libre de sufrimiento. Que pueda ser feliz (10 segundos). Permítete estar completamente presente con lo que sea que esté aquí y ahora (10 segundos).

Unos segundos más.

Cuando te sientas cómodo ve abriendo con suavidad los ojos y mueve el cuerpo… y a medida que retomes tus actividades diarias intenta conservar esa consciencia qué has cultivado en aquí.

“Solo desde el corazón puedes tocar el cielo”

Practica integrada:

Practica la bondad amorosa en el trabajo o con amigos o familiares. Antes de una reunión de trabajo o una conversación con amigos, tómate un momento de silencio para desear felicidad a las personas con las que te relacionas o incluso con cualquier persona anónima que te encuentres.

Preguntas de reflexión:

¿Qué notas con respecto a tu estado de ánimo o comportamiento como resultado de esta práctica?

NACHO

Buscando darle un propósito a la vida, hallar un sentido más allá del sin-sentido y evolucionar conscientemente.

Tan sólo meditaciones.me