Día 14: Auto compasión

Mindfulness escarcha

Día 14 del desafío de la conciencia plena de 28 días (meditación guiada)

Una vez estabilizada la postura deja que tus ojos se cierren suavemente y trata de relajar la espalda lo suficiente para que tú respiración discurra de un modo más libre y fácil. Los brazos pueden estar apoyados en el suelo a lo largo del cuerpo, ligeramente separados o sobre el abdomen, como prefieras. Y ahora deja que tu cuerpo se vaya concentrando en las sensaciones que van a venir a continuación (10 segundos).
Deja que la respiración se haga suave y rítmica, sin forzar. El aire circula de forma suave y llega hasta tu abdomen. Trata de respirar con la parte baja de los pulmones, de forma suave, rítmica y sin forzar (10 segundos).

Esta práctica trabajaremos la autocompasión y es algo que puedes hacer en
cualquier momento durante el día o la noche; cuando necesites relajar los tensiones del día a día o te inunde el estrés.

Para comenzar a practicar este ejercicio, necesitamos evocar un poco de sufrimiento. Así que te invito a pensar en una situación de tu vida que te resulte difícil en este momento. Tal vez sea estrés general o un problema en alguna de tus relaciones, quizá estés preocupado por algo que pueda suceder en el futuro. Piensa en algo que sea difícil pero no muy difícil de manejar. Una vez elegida la situación sumérgete en ella evocando el máximo numero de detalles, qué está pasando, qué pasó o qué podría pasar, quién dijo qué, trata de dar vida a la situación en tu mente.

A lo largo de esta practica voy a decir una serie de frases que están diseñadas para ayudarnos a recordar los tres componentes de la autocompasión cuando más la necesitamos. La primera frase consiste en ayudarnos a reconocer que este es un momento de sufrimiento, estamos trayendo atención consciente al hecho de que el sufrimiento está presente, y te invito a encontrar tu propio lenguaje, para ayudarte a reconocer que eso que estés viviendo es realmente difícil en este momento y estas luchando contra ello. Regresa a esa imagen mental que has creado y reconócela como una dificultad, nombrándola como tal. “Este es un momento de sufrimiento” (10 segundos).

La segunda frase consiste en reconocer que el sufrimiento es parte de la vida. Nos estamos recordando a nosotros mismos nuestra humanidad. El sufrimiento es parte de la vida. Se trata de tener siempre presente que somos humanos y por tanto no es anormal sentirse así. Muchas personas están pasando por situaciones similares. El grado de sufrimiento puede ser diferente, el matiz del sufrimiento puede ser diferente, pero el sufrimiento es parte de la vida, parte del ser humano (10 segundos).

Por ultimo, la tercera frase es ¿puedo ser amable conmigo mismo en este momento? Y para apoyar el hecho de traer bondad hacia ti mismo, te invito a tal vez poner tus manos sobre tu corazón o algún otro lugar de tu cuerpo que se sienta relajante y reconfortante, sintiendo el calor de tus manos, el toque suave, dejando que esos sentimientos de cuidado fluyan a través de tus dedos. ¿Puedo ser amable conmigo mismo? Usando cualquier lenguaje que apoye ese sentimiento de bondad, tal vez te resulte útil pensar en el lenguaje que usarías con un buen amigo que te importa y que está pasando por una situación muy similar. Todo va a estar bien. Me preocupo por ti. O puede serte útil llamarte a ti mismo por tu primer nombre, cualquier cosa que se sienta natural para expresar su profundo deseo de estar bien, feliz y libre de sufrimiento (10 segundos).

Antes de finalizar la práctica trata de percibir cómo se siente tu cuerpo en este momento, permitiendo que cualquier sensación que aparezca sea tal como es, permitiéndote ser.

Unos segundos más.

Cuando te sientas cómodo ve abriendo con suavidad los ojos y mueve el cuerpo… y a medida que retomes tus actividades diarias intenta conservar esa consciencia qué has cultivado en aquí.

“Tu tarea no es buscar el amor, sino buscar y encontrar las barreras dentro de ti mismo que has construido contra él”

Practica integrada:

Escribe durante 2 minutos completos tu respuesta para las siguientes indicaciones. Una vez que hayas terminado, tómate un minuto para releer lo que escribiste y reflexionar.

Mensajes de diario:

1. Las áreas de mi vida en las que puedo perdonar más son…
2. Si perdonara más estas áreas, me permitiría…

NACHO

Buscando darle un propósito a la vida, hallar un sentido más allá del sin-sentido y evolucionar conscientemente.

Tan sólo meditaciones.me